Habilitarán biblioteca digital para no videntes

En las instalaciones de la Biblioteca Nacional, este miércoles se realizó el lanzamiento de la primera Biblioteca Digital Accesible de Uruguay. Acerca de este proyecto y sus objetivos, Virginia Rodés dialogó con La Tarde D10 y explicó detalles de la propuesta.

Destinado a personas ciegas y de baja visión, la iniciativa es posible gracias a la alianza entre la Unión Nacional de Ciegos del Uruguay y la Universidad de la República (UdelaR). La entrevistada comentó que el proyecto busca desarrollar la primera Biblioteca Digital Accesible en el marco del Tratado de Marrakech. El objetivo es ofrecer herramientas que favorezcan la reinserción, tránsito y permanencia en el sistema educativo formal, de la población con discapacidad visual o baja visión, garantizando la igualdad de oportunidades.

Las personas interesadas en acceder a una cuenta en la biblioteca digital deberán esperar a que entre agosto y setiembre próximo, el Poder Ejecutivo avale el proyecto de Ley a través del decreto correspondiente. “Ampara a todas las personas impedidas de acceder a textos impresos. Personas ciegas, con baja visión y hasta ancianos, pero también aquellos con problemas neurológicos. Aquellos que dentro de esa población no tienen otra manera de acceso al material de estudio. Los que están comprendidos son una excepción, y es gratuito”,dijo.

De acuerdo al Censo Nacional efectuado en 2011, hay unas 30 mil personas con dificultades visuales que tienen inconvenientes para acceder a material en los centros de estudio, mientras que son aproximadamente unas 300.000 las personas con baja visión o problemas visuales. Rodés agregó que los libros pasarán a formato digital a través de la digitalización de material impreso. El mismo requiere de un tratamiento sobre ese texto, y que posteriormente gracias a un sotfware con lectores especiales permite que desde cualquier computadora se puedan leer estos textos procesados.

Publicado el 16/08/17 en El Espectador

Montevideo lanza la primera Biblioteca Digital Accesible de Uruguay

Uruguay lanzó hoy la primera Biblioteca Digital Accesible del país, que cuenta con más de 500 libros, principalmente educativos, digitalizados para los estudiantes de primaria y secundaria con algún tipo de discapacidad visual.

Es un proyecto muy importante para crear “inclusión social” mediante “el acceso a los bienes y servicios culturales de todas las personas, cualquiera sea su capacidad”, declaró la ministra de Educación y Cultura uruguaya, María Julia Muñoz.

“En este caso el Tratado (de Marrakech) hace que las personas de baja visión o sin visión puedan acceder a la lectura”, añadió la ministra durante el lanzamiento, que tuvo lugar en la Biblioteca Nacional de Montevideo.

Muñoz señaló que espera que se ponga a disposición este conjunto de textos para la educación “lo antes posible”, ya que por el momento el Tratado de Marrakech no está aprobado.

Este Tratado -que entró en vigencia en 2016, cuando 20 países lo ratificaron- permite generar materiales accesibles sin necesidad de tener que negociar con cada autor y editorial, explicó la integrante del Núcleo Interdisciplinario sobre Recursos Educativos Abiertos Patricia Díaz.

“La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, en este caso, dio prioridad al derecho a la educación y al acceso a los materiales de estudio antes que al derecho de autor”, apostilló la experta.

Díaz aseguró que en la actualidad no se pueden “ingresar usuarios”, pues la “reglamentación no está aprobada”, pero que espera que se apruebe en los próximos “15 días o un mes”.

Por su parte, la coordinadora del Núcleo Interdisciplinario sobre Recursos Educativos Abiertos, Virginia Rodés, estimó que “toda operativa va a estar funcional a principios del año próximo”.

Con respecto al funcionamiento de la biblioteca, el presidente de la Unión Nacional de Ciegos de Uruguay (Uncu), Gabriel Soto, indicó que, una vez acreditado, el usuario con discapacidad visual podrá buscar en el catálogo de la página el libro que necesite.

Una vez elegido el texto, el usuario podrá descargarlo en un formato accesible y reproducirlo, con un lector de pantalla, en su computadora, tableta o celular.

Además, Soto subrayó que “todo el material se podrá imprimir en braille en centros específicos”.

Durante la presentación, también se resaltó que los datos del censo 2011 señalan que en escolarización hay cerca de 20.000 personas ciegas con baja visión y que se estima que hay 311.000 personas con esta discapacidad.

Publicado el 16/08/17 en Agencia EFE

Está disponible la primera Biblioteca Digital y Accesible de Uruguay, para que personas ciegas y con baja visión accedan a textos educativos

La Universidad de la República (Udelar) y la Unión Nacional de Ciegos del Uruguay (UNCU) crearon la primera Biblioteca Digital y Accesible, donde estará disponible una colección de libros en formato digital que permitirá a los usuarios registrados imprimir el texto en braille o que sea reproducido por un lector de pantalla. Se estima que esta iniciativa llegará a unos 30.000 estudiantes que actualmente no pueden acceder a textos académicos.

La autorización para digitalizar libros que están protegidos por derecho de autor se logró gracias al Tratado de Marrakech, al que suscribió Uruguay. El tratado aún no está reglamentado: falta que el Poder Ejecutivo lo autorice mediante un decreto que, según supo la diaria, ya está escrito y es probable que se concrete a fines de setiembre.

La biblioteca fue una de las propuestas que se presentaron a la subvención del Fondo Regional para la Innovación Digital en América Latina y el Caribe (FRIDA), financiado por el Centro Internacional de Investigación para el Desarrollo (IDRC por sus siglas en inglés). La ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, participó en el lanzamiento. Destacó la importancia de estos recursos no sólo para los estudiantes ciegos, sino para la población de mayor edad que por causas naturales va perdiendo la visión.

Fernando Peláez, prorrector de Enseñanza de la Udelar, aseguró que “en la educación media la tasa de abandono promedio de la población con discapacidad visual supera el 78%: accede a ese nivel de enseñanza cerca de 80% de los jóvenes con discapacidad visual, pero sólo 20% lo termina y sólo 12% ingresa a la educación terciaria o universitaria”. Según Peláez, la escasa disponibilidad de materiales de estudio accesibles “es una de las mayores dificultades con las que se encuentran los estudiantes con discapacidad visual insertos en el sistema educativo”. La biblioteca digital se encuentra dentro de Colibrí, el repositorio institucional de la Udelar donde se agrupa en formato digital de acceso abierto la producción universitaria. El foco de los textos que se han subido en esta primera etapa está en primaria, con libros de cuentos, y en secundaria, con textos de literatura y filosofía, aunque también hay algunos insumos para la educación terciaria.

El usuario deberá crearse una cuenta por intermedio de la UNCU o del Ministerio de Desarrollo Social. Para hacerlo deberá presentar un certificado de discapacidad otorgado por la Comisión Nacional Honoraria de Discapacidad, porque el Tratado de Marrakech sólo permite el acceso a un grupo limitado de la población, detalló a la diaria Virginia Rodés, del Núcleo Interdisciplinario Recursos Educativos Abiertos de la Udelar.

Camila García, de la UNCU fue la encargada de la digitalización de los textos. “Se partió de libros que estaban en formato PDF de imagen; se pasó por un programa de reconocimiento óptico de caracteres que se llama OCR y, una vez que se tuvieron los archivos en formato Word, se corrigió con el original, porque el OCR siempre presenta errores. Aparte, hay que hacer toda la adaptación de las imágenes, como mapas, gráficas o ilustraciones; eso se hace con notas del corrector que explica qué es lo que aparece. Una vez que tenemos ese archivo, que es un DOCX, se puede pasar a audio, a braille o al formato que la persona necesite”, detalló en diálogo con la diaria. García explicó que lo más complejo es la adaptación de las imágenes: “A veces es difícil, sobre todo cuandos se trata de materiales para niños chicos, porque aparecen muchas imágenes; en esos casos describimos sólo las que aportan información al texto”.

El presidente de la UNCU, Gabriel Soto, destacó las alianzas que permitieron concretar el proyecto. Hizo hincapié en la emoción que significó haber ganado la convocatoria FRIDA entre más de 500 propuestas.

Publicado el 17/08/17 en: La Diaria

Uruguay cuenta con su primera biblioteca digital accesible

Contiene obras para personas ciegas, con discapacidad visual o dificultades para acceder al texto impreso.

El proyecto Biblioteca Digital y Accesible surge de una alianza entre la Unión Nacional de Ciegos del Uruguay y la Universidad de la República, con el objetivo de desarrollar la primera Biblioteca Digital Accesible en el marco del Tratado de Marrakech que exige, con estatus de ley, facilitar el acceso a las obras autorales en formatos como el Braille, letra grande y audiolibros para personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso.

Esta alianza pretende favorecer el acceso en formatos accesibles a los textos de estudio por parte de personas con discapacidad visual.

La biblioteca cuenta con 500 libros de enseñanza Primaria y Media y está abierta la inscripción para usuarios en el Ministerio de Desarrollo Social y la Unión Nacional de Ciegos del Uruguay.

Según el censo de 2011, en Uruguay hay 500.000 personas con algún tipo de discapacidad leve, moderada o severa, 4.219 personas son ciegas totales y 52.000 tienen importantes dificultades para ver.

Publicado el 16/08/2017 en Televisión Nacional de Uruguay (TNU)

Uruguay tendrá su primera biblioteca digital accesible para personas no videntes o con baja visión

311.000 personas ciegas o con baja visión viven en el país. Podrán consultar la primera partida de más de 500 textos de estudio para alumnos de enseñanza primaria y educación media. Posteriormente se irán agregando nuevos libros.

Este miércoles se realizó la presentación oficial de la primera biblioteca digital accesible de Uruguay, un proyecto materializad gracias a la alianza entre  Unión Nacional de Ciegos del Uruguay (UNCU) y la Universidad de la República (UDELAR). La institución ofrecerá herramientas de reinserción, tránsito y permanencia en el sistema educativos para aquellas personas con distintos tipos de discapacidad visual severa.

Nuestro país es firmante del Tratado de Marakech, un acuerdo promovido por la Organización Internacional de la Propiedad Intelectual en 2013, bajo el que se estipuló que los adherentes deben facilitar el acceso a las obras publicadas a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para leer textos impresos.

La ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz, aseguró que el país debe “garantizar el acceso a la lectura como un derecho de todos”, y que “la inclusión social es fundamentalmente el acceso a los bienes y servicios culturales a todas las personas, cualquiera sea su capacidad”.

El evento se realizó en la sala Maestro Julio Castro de la Biblioteca Nacional y participaron, además, el prorrector de la UDELAR, Fernando Peláez, el presidente de UNCU, Gabriel Soto, y la gerente de LACNIC.

Educación inclusiva

Virginia Rodes, coordinadora del Núcleo Interdisciplinario de Recursos Educativos Abiertos y Accesibles (Núcleo REA) de la UDELAR, explicó que se recibió el apoyo y financiamiento del Registro de Direcciones de Internet para América Latina y el Caribe (LACNIC), y que gracias a dicha ayuda se logró digitalizar el material impreso para que pueda ser leído por lectores de pantallas accesibles a personas ciegas.

Rodes apuntó que, según los datos más recientes (del censo de 2011), en Uruguay hay unas 311.000 personas ciegas o con baja visión, de las cuales 30.000 son niños y jóvenes que concurren a centros educativos.

Publicado el 16/08/17 en La Red 21

Montevideo lanza la primera Biblioteca Digital Accesible de Uruguay

Montevideo, 16 ago (EFE).- Uruguay lanzó hoy la primera Biblioteca Digital Accesible del país, que cuenta con más de 500 libros, principalmente educativos, digitalizados para los estudiantes de primaria y secundaria con algún tipo de discapacidad visual.

Es un proyecto muy importante para crear “inclusión social” mediante “el acceso a los bienes y servicios culturales de todas las personas, cualquiera sea su capacidad”, declaró la ministra de Educación y Cultura uruguaya, María Julia Muñoz.

“En este caso el Tratado (de Marrakech) hace que las personas de baja visión o sin visión puedan acceder a la lectura”, añadió la ministra durante el lanzamiento, que tuvo lugar en la Biblioteca Nacional de Montevideo.

Muñoz señaló que espera que se ponga a disposición este conjunto de textos para la educación “lo antes posible”, ya que por el momento el Tratado de Marrakech no está aprobado.

Este Tratado -que entró en vigencia en 2016, cuando 20 países lo ratificaron- permite generar materiales accesibles sin necesidad de tener que negociar con cada autor y editorial, explicó la integrante del Núcleo Interdisciplinario sobre Recursos Educativos Abiertos Patricia Díaz.

“La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, en este caso, dio prioridad al derecho a la educación y al acceso a los materiales de estudio antes que al derecho de autor”, apostilló la experta.

Díaz aseguró que en la actualidad no se pueden “ingresar usuarios”, pues la “reglamentación no está aprobada”, pero que espera que se apruebe en los próximos “15 días o un mes”.

Por su parte, la coordinadora del Núcleo Interdisciplinario sobre Recursos Educativos Abiertos, Virginia Rodés, estimó que “toda operativa va a estar funcional a principios del año próximo”.

Con respecto al funcionamiento de la biblioteca, el presidente de la Unión Nacional de Ciegos de Uruguay (Uncu), Gabriel Soto, indicó que, una vez acreditado, el usuario con discapacidad visual podrá buscar en el catálogo de la página el libro que necesite.

Una vez elegido el texto, el usuario podrá descargarlo en un formato accesible y reproducirlo, con un lector de pantalla, en su computadora, tableta o celular.

Además, Soto subrayó que “todo el material se podrá imprimir en braille en centros específicos”.

Durante la presentación, también se resaltó que los datos del censo 2011 señalan que en escolarización hay cerca de 20.000 personas ciegas con baja visión y que se estima que hay 311.000 personas con esta discapacidad.

Publicado el 16/08/17 en El Economista América

Montevideo lanza la primera Biblioteca Digital Accesible de Uruguay

Montevideo, 16 ago (EFE).- Uruguay lanzó hoy la primera Biblioteca Digital Accesible del país, que cuenta con más de 500 libros, principalmente educativos, digitalizados para los estudiantes de primaria y secundaria con algún tipo de discapacidad visual.

Es un proyecto muy importante para crear “inclusión social” mediante “el acceso a los bienes y servicios culturales de todas las personas, cualquiera sea su capacidad”, declaró la ministra de Educación y Cultura uruguaya, María Julia Muñoz.

“En este caso el Tratado (de Marrakech) hace que las personas de baja visión o sin visión puedan acceder a la lectura”, añadió la ministra durante el lanzamiento, que tuvo lugar en la Biblioteca Nacional de Montevideo.

Muñoz señaló que espera que se ponga a disposición este conjunto de textos para la educación “lo antes posible”, ya que por el momento el Tratado de Marrakech no está aprobado.

Este Tratado -que entró en vigencia en 2016, cuando 20 países lo ratificaron- permite generar materiales accesibles sin necesidad de tener que negociar con cada autor y editorial, explicó la integrante del Núcleo Interdisciplinario sobre Recursos Educativos Abiertos Patricia Díaz.

“La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, en este caso, dio prioridad al derecho a la educación y al acceso a los materiales de estudio antes que al derecho de autor”, apostilló la experta.

Díaz aseguró que en la actualidad no se pueden “ingresar usuarios”, pues la “reglamentación no está aprobada”, pero que espera que se apruebe en los próximos “15 días o un mes”.

Por su parte, la coordinadora del Núcleo Interdisciplinario sobre Recursos Educativos Abiertos, Virginia Rodés, estimó que “toda operativa va a estar funcional a principios del año próximo”.

Con respecto al funcionamiento de la biblioteca, el presidente de la Unión Nacional de Ciegos de Uruguay (Uncu), Gabriel Soto, indicó que, una vez acreditado, el usuario con discapacidad visual podrá buscar en el catálogo de la página el libro que necesite.

Una vez elegido el texto, el usuario podrá descargarlo en un formato accesible y reproducirlo, con un lector de pantalla, en su computadora, tableta o celular.

Además, Soto subrayó que “todo el material se podrá imprimir en braille en centros específicos”.

Durante la presentación, también se resaltó que los datos del censo 2011 señalan que en escolarización hay cerca de 20.000 personas ciegas con baja visión y que se estima que hay 311.000 personas con esta discapacidad. EFE

Publicado el 16/08/17 en Yahoo Noticias

Inclusión: lanzan la primera Biblioteca Digital Accesible de Uruguay

Actualmente alrededor de 65.000 personas en todo el país sufren discapacidad visual. De ellas, 5.000 son ciegas totales.

Alrededor de 65.000 personas en todo el país sufren discapacidad visual o baja visión; de ellas, 5.000 son ciegas totales. Las instituciones educativas no cuentan en ocasiones con los materiales necesarios, razón por la que muchos jóvenes con esta condición deciden abandonar los estudios.

Con el fin de revertir esta situación, se lanzó la primera Biblioteca Digital Accesible del Uruguay, producto de una alianza entre la Unión Nacional de Ciegos del Uruguay (UNCU) y la Universidad de la República (Udelar). La iniciativa tiene como objetivo ofrecer herramientas que favorezcan la reinserción, el tránsito y la permanencia en el sistema educativo formal de la población con discapacidad visual, garantizando la igualdad de oportunidades.

La propuesta se enmarca dentro del Tratado de Marrakech, el cual exige el facilitamiento del acceso a las obras autorales en formatos como el Braille, letra grande y audiolibros para personas con dificultades para acceder al texto impreso.

La biblioteca fue una de las tres propuestas aprobadas entre más de 500 de toda la región, que se presentaron a la subvención del Programa FRIDA, financiadas por el International Development Research Centre (IDRC). Éste brinda apoyo económico a iniciativas innovadoras que utilizan las tecnologías de la información y la comunicación para promover el desarrollo social y económico de una región, y en ese sentido, UNCU fue la institución encargada de presentar el proyecto al fondo.

La primera edición de la Biblioteca Accesible incluye 500 libros correspondientes a los planes de estudio de enseñanza primaria y secundaria, y la idea es que esa lista se vaya actualizando. A partir de setiembre, el Ministerio de Desarrollo Social comenzará a registrar a las personas que podrán hacer uso de la plataforma mediante un usuario y contraseña, y se espera que la biblioteca esté operativa en marzo del próximo año.

La propuesta completa fue presentada oficialmente el miércoles 16 de agosto en la sala Maestro Julio Castro de la Biblioteca Nacional, de la mano de autoridades académicas y de gobierno.

Igualdad de oportunidades

El presidente de UNCU, Gabriel Soto, explicó a ECOS que la iniciativa busca facilitar la formación de los jóvenes con discapacidad visual, al permitir que los materiales de estudio estén en un formato accesible y gratuito.

“Lo que se intenta con esto es que las personas con discapacidad visual tengan las mismas oportunidades que sus pares a la hora de hacer los cursos, algo que actualmente no sucede”, indicó.

A través de la creación de un sistema de digitalización de libros y su puesta a disposición en línea, la Biblioteca Digital Accesible permitirá el acceso universal sin importar el lugar ni las discapacidades físicas. De esta forma, las personas con baja visión podrán descargar los textos que deseen en un formato inclusivo, que podrá ser leído por los softwares de lectura de pantalla con los que ya cuentan en sus dispositivos electrónicos.

“Es un avance enorme que los textos de estudio estén al alcance de todas las personas, porque esa ha sido la mayor barrera para que los jóvenes puedan terminar su ciclo educativo”, explicó Soto, quien también sufre de discapacidad visual.

Hasta hace 10 años, la estadística indicaba que el índice de deserción en las personas con este problema era del 70%. Actualmente la situación ha mejorado (no se cuenta con cifras actualizadas), pero todavía se dan casos en los que al no contar con los materiales, los jóvenes con discapacidad se desestimulan y abandonan, señaló el presidente de la institución.

“Lo que intentamos es que terminen la primaria y pasen inmediatamente al liceo, siempre teniendo los textos a disposición. De a poco se ha ido logrando, pero al tenerlos todos en una biblioteca digital, cualquiera puede acceder a ellos en su propia casa”, destacó Soto.

Ante la situación del día a día, Soto indicó que si bien se ha avanzado y se ha tratado de implementar políticas inclusivas, aún falta reforzar la toma de conciencia.

“Hay que entender a la inclusión no como un fenómeno que afecta solamente a las personas con discapacidad, sino como una forma de actuación social que nos beneficia a todos. Es un nuevo modelo social y sabemos que esos cambios de paradigma no se dan de un día para el otro”, explicó.

Y cerró: “Tanto la sociedad como nosotros mismos, las personas con discapacidad, debemos entender que la inclusión es el camino. Es un cambio de todos”.

Nota publicada el 16/08/17 en ECOS

Se lanza primera Biblioteca digital accesible en Uruguay

La Biblioteca permitirá la creación de un sistema de digitalización de libros y su puesta a disposición en línea a través de un repositorio de libros y otros materiales en formatos accesibles

Este miércoles 16 de agosto a las 9 horas el Núcleo de Recursos Educativos Abiertos y Accesibles de la Universidad de la República (Udelar) y la Unión Nacional de Ciegos del Uruguay (UNCU), lanzan la primera Biblioteca Digital Accesible de Uruguay. El acto se realizará en la sala Maestro Julio Castro de la Biblioteca Nacional (18 de Julio 1790).

La biblioteca fue una de las tres propuestas aprobadas entre más de 500 de toda la región, que se presentaron a la subvención del Programa FRIDA-IRDC. A través de este fondo y de una alianza entre la Unión Nacional de Ciegos del Uruguay (UNCU) y la Universidad de la República (Udelar) se desarrolló la primera Biblioteca Digital Accesible.

El proyecto BIDYA está enmarcado en el Tratado de Marrakech, que exige, con estatus de ley, facilitar el acceso a las obras autorales en formatos como el Braille, letra grande y audiolibros para personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso. Al momento ya cuenta con la ratificación de 20 países de los cuales Uruguay fue el primero latinoamericano en hacerlo.

Nota publicada el 15/08/17 en Caras y Caretas